Programa 367 – Los Guerreros Samuráis

Programa 367 – Los Guerreros Samuráis

Nuestro invitado, el periodista Rubén Ibarzábal, autor de “Crónicas de los samuráis”, desmitifica la imagen a veces idealizada de estos guerreros sobre el honor, la lealtad a su daimio o su código del Bushido. Y nos contará historias apasionantes de la Era Sengoku, la era de las guerras civiles en Japón, con batallas épicas como el asedio al castillo de Takamatsu o la del samurái de raza negra. Nos hablará de lo que ocurrió realmente a “los 47 ronin” o a un samurái que se convirtió en objetor de conciencia en el siglo XII o los curiosos duelos de Miyamoto Musashi. Y la historia de un “templo maldito” en el corazón de Kyoto cuyo origen está en un buda gigantesco forjado con el hierro de miles de katanas. O la cabeza cortada de Taira no Masakado en Tokio. O la rebelión del Hijo de Dios y sus samuráis cristianos en el siglo XVII asentados en el castillo de Hara cuyo líder decía que podía hacer milagros como Jesucristo. Y nos contará también por qué se hizo el seppuku del escritor Yukio Mishima. Manuel Berrocal nos hablará del cómic “Ronin” de Frank Muller, el de “Usagi Yojimbo Saga”, las aventuras del conejo samurái o los principales del manga japonés: “El lobo solitario y su cachorro”, “La espada del inmortal” o “Crónicas del viento”. Juan Ignacio Cuesta sobre la obra de Hokusai, un artista del siglo XIX de la escuela «pinturas del mundo flotante». Marcos Carrasco sobre la técnica japonesa de estampación xilográfica llamada Ukiyo-e que dio paso a un género llamado el Musha-e de guerreros samuráis. David Sentinella unirá las creencias del mundo fantasmal japonés con el mundo samurái, trayendo la famosa historia del fantasma de Yotsuya Kaidan, una de las más representadas en el teatro kabuki. En la WikiPepa conoceremos las anécdotas de la película de “Ran”, de Akira Kurosawa. Y Jesús Callejo nos desvelará el arte de la “esgrima sin espada” del legendario samurái Tsukahara Bokuden y que influyó a Bruce Lee.


OBRAS MENCIONADAS DURANTE EL PROGRAMA (POR MANUEL BERROCAL):

Si afilas tu katana para entrar en combate, antes no te pierdas este programa y sus recomendaciones.

El cine nos ha traído muchas historias sobre Samuráis y sin duda Akira Kurosawa nos ha brindado los mejores momentos con películas como LOS 7 SAMURAIS (1954), RASHÓMON (1950) o KAGEMUSHA (1980). Otra historia a conocer es 47 RONIN dirigida por Carl Rinsch (2013) o SAMURAI III, de la trilogía con el mismo nombre, que cuenta la vida del espadachín Musashi (1956).

Otras joyas que nos han traído el mundo oriental son la miniserie de televisión SHOGUN dirigida por Jerry London (1980) basada en el libro SHOGUN del escritor James Clavell (1975) (como es habitual el libro es mejor que la serie). La inolvidable BOLA DE DRAGÓN (basada en la serie de manga de Akira Toriyama – 1986) que aunque no toca la vida de los samuráis siempre es obligado recordarla, o la película SILENCIO (Martín Scorsese – 2017) que nos presenta la llegada de los jesuitas a Japón.

A destacar la película EL IMPERIO DE LOS SENTIDOS dirigida por Nagisa Oshima (1976) por lo que significó en su momento y lo que nos mostró de la realidad del mundo japonés feudal.

WIKIPEPA

ran

RAN, de Akira Kurosawa (1986) la obra final de este director.

En la cultura japonesa el manga presenta un valor cultural muy importante y son muchas las publicaciones que han tratado la figura del samurái. EL LOBO SOLITARIO Y SU CACHORRO de Goseki Kojima y Kazuo Koike (1970) es considerado uno de los mejores mangas sobre samuráis que se han dibujado, así ocurre lo mismo con VAGABUND de Takehiko Inoue (empezado a publicar en 1998 y pausado en 2015) nos relata la historia de Musashi Miyamoto, que como ya hemos visto es considerado uno de los mayores guerreros del Japón antiguo. Otro de los trabajos más aclamado es LA ESPADA DEL INMORTAL de Hiroaki Samura (2008).

A su vez, ya en el mundo occidental, también ha sido tratada la figura del samuráis dando algunas buenas obras como SAMURAI: EL  CORAZÓN DEL PROFETA de Frederic Genet y Jean-François Di Giorgio (2015), OKKO de Hub (2006) con una línea más fantástica y menos realista de la época antigua japonesa, y nunca podremos olvidar a USAGI YOJIMBO creado por Stan Sakai (1984) que nos cuenta, con mucha fantasía, las aventuras de un conejo guardaespaldas (que nadie se confunda aunque salgan conejitos no es un tebeo para niños, es un tebeo para todo el mundo que quiera pasar un buen rato leyendo).

Y dentro de los libros es conveniente conocer la obra y vida de Yukio Mishima, al que consideraron el último samurái y al que te puedes acercar por su libro: EL MARINERO QUE PERDIÓ LA GRACIA DEL MAR (1963) o a YUKIO MISHIMA VIDA Y MUERTE DEL ÚLTIMO SAMURAI de Isidro Juan Palacios (2020).

libro-cronicas-samurais-portada

Y ante todo, leer el libro de nuestro invitado Ruben Ibarzabal, CRÓNICAS DE LOS SAMURÁIS (Editorial Satori – 2020).

En el mismo el autor nos realiza un recorrido por las historias más curiosas y muchas de ellas desconocidas del Japón feudal.

Durante casi 1000 años los samuráis, la casta guerrera del Japón, ha constituido una fuente de historias y leyendas que han llegado hasta nuestros días, de forma que Ruben Ibarzábal recoge un total de veintiuna crónicas que nos hablarán de un mundo antiguo lleno de personajes, batallas y episodios que han constituido la base de la historia del país del sol naciente. Episodios representativos que recogen las historias de estos héroes (o heroínas) que fueron capaces de dar todo tipo de historias: desde grandes guerreros como Minamoto Yoshitsune, Oda Nobunaga o Miyamoto Musashi, hasta la presencia de un samurái negro y de otro que terminaría siendo objetor de conciencia.

El samurái no era solo un guerrero, era una casta social que recogía lo más granado del Japón medieval, y eran personas capaces de tener una gran educación y ser además artistas, poetas, monjes,… que se pasearán, para que los conozcas, por las páginas de este libro.

Sin duda, entre los samuráis la figura más llamativa sería la del Ronin, ese samurái sin señor que se alquilaba al mejor postor, y que terminaría, muchas veces, como guardaespaldas, ilustrador o directamente como maestro. El Ronin adquirió una gran importancia en la sociedad japonesa, después de la Segunda Guerra Mundial cuando la cultura americana se puede decir que invadió, junto a los soldados, a las islas. Entre aquellos elementos culturales llegarían las películas del Oeste americano con sus bandoleros, sus pistoleros y sus jinetes solitarios impartiendo el bien por todas partes, las cuales tendrían un gran éxito entre el público japonés. Para luchar contra esta imagen, los samuráis fueron recuperados para convertirse en los verdaderos pistoleros solitarios del Japón medieval, y los cuales adquirirían las mismas características que los del oeste, batiéndose a espadazos, en vez de a tiro limpio, con todo el mundo, sembrando el bien y liberando a viudas y niños.

Desde entonces los samuráis se han convertido en un personaje universal y si quieres conocer el origen de los mismos tendrás que acercarte a este libro por verdadera obligación, donde se te cuentan las principales historias y lo que realmente significaron en su época.

Ya sabes que el combate te sea leve y si pierdes no te desesperes y ni te que ocurra hacerte el seppuku, que tan poco es para tanto. Ya sabes “Vive hoy para poder seguir luchando mañana”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 1 =

Utilizamos cookies propias para el correcto funcionamiento de la página web y de todos sus servicios, y de terceros para analizar el tráfico en nuestra página web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información