Programa 359 – Cultos satánicos

Programa 359 - Cultos satánicos

Cultos satánicos

La periodista y filóloga Teresa Porqueras en su primer libro -‘Cara a cara con Satanás’- se adentró en el mundo de las posesiones demoníacas y los exorcismos. Ahora, en 2020, con su obra ‘Yo, Satanista’, resultado de dos años de investigación sobre el movimiento de adoradores del maligno en España, revela ciertos secretos ocultos. Nos hablará del Templo de Seth, de la Iglesia Satática de Antón Lavey y nos aportará su particular visión del satanismo y luciferismo, según su información, contactos y experiencias.  Junto con Juan Ignacio Cuesta, Carlos Canales y David Sentinella, abordaremos temas tan espinosos como las diferencias entre el satanismo teísta y ateísta, los pactos con el demonio, las misas negras, el decálogo del satanista, la magia sexual y las prácticas prohibidas, el papel de la mujer en estos cultos y, en general, las verdades y los fake news en torno a estas creencias. Fermín Mayorga nos llevará a conventos cristianos donde antaño se practicaban cultos satánicos y también de las carmelitas de Corella (Navarra). Marcos Carrasco incidirá sobre el profundo simbolismo de la figura del Baphomet, de la obra de Eliphas Levi. Jesús Callejo desgranará la historia del “hombre que perdió su sombra”, y Pepa Llausas nos contará algunas singularidades de todo un clásico, la película “La semilla del diablo”. OBRAS MENCIONADAS DURANTE EL PROGRAMA (POR MANUEL BERROCAL):
Muy buenas, en este programa contamos con Teresa Porqueras y su último libro y hace un tiempo publiqué algunos comentarios sobre el mismo dado el interés que me creó, y considero que lo que dije entonces sigue siendo relevante en este momento, así que con vuestro permiso me autoplagio.
YO SATANISTA. UNA PERIODISTA DENTRO DEL MOVIMIENTO SATÁNICO ESPAÑOL Teresa Porqueras Editorial Cydonia (2020) Tras leer “Yo, Satanista” he recordado lo que fueron los años 1990 en nuestro país. Todo el mundo iba de satanista, de golpe y porrazo no había brujas o brujos, ya no eran echadoras o echadores de cartas eran satanistas, e incluso algunas terapias de esas que llamaban psicología alternativa, y que nadie sabía de dónde habían nacido, eran asesoradas por un satanista (en algunos casos no era sólo satanista sino que además era echador de cartas o astrólogo, dependía de lo que te cobraban por consulta). Una época curiosa. Cualquier descerebrado que hacía una pintada era satanista, cualquier gamberro que hacía un destrozo en una iglesia abandonada, un cementerio o cualquier elemento que pudiera asociarse al catolicismo, era satanismo. En fin, para cualquier periódico, semanario o publicación mensual que se preciara todo era satanismo, daba igual si era una fiesta en una discoteca en Marbella donde salía un tío con cuernos y rabo y media docena de señoritas en pelotas, o directamente se decidía hacer un ritual público para la llegada del año nuevo y tras pasar por taquilla podías ver a un personaje que iba de satanista, con una túnica morada y una katana haciendo el ridículo en medio de una plaza de toros. Vamos, siempre una actuación teatral, o la existencia de despedidas de soltero donde la correspondiente striper se vestía de diablo para exaltar los instintos más básicos del novio ante el futuro incierto que se le venía encima, todo era satanismo. España era un país satánico y con ello se definían desde movimientos de tipo anticatólico, como el nacimiento y desarrollo de muchas personas que decidieron apostatar, hasta aquellos que decidieron vivir con su compañero o compañera sin pasar por vicaría. Todo era satanismo o cosa del diablo, como prefiráis. Fue una época muy divertida donde nacieron un gran número de expertos en satanismo (alguno no conocía a Lavey pero eso no importaba, no doy nombres porque todavía está por ahí de experto) y que competían a ver quién contaba la historia más ridícula o morbosa. Había uno, sigo sin decir nombres claro, que se paseaba por los congresos de la época enseñando la escena de la película ReAnimator en la que un intestino sale corriendo para estrangular a una persona, vendiéndola como que era real y había pasado en una misa negra en Ámsterdam.
Ya os digo una época divertida que por suerte tal como vino desapareció. Y el satanismo dejó de ser interesante en los tabloides y ocupó su puesto, un movimiento que no salía cara al público y el que se consideraba satanista lo llevaba tranquilamente en su casa. Este año 2020 Teresa Porqueras ha publicado un libro muy interesante que es la entrevista a varias personas que aseguran ser satanistas y que viven en la zona de Barcelona. Lo bueno es que calmadas las aguas de aquella época el movimiento satánico parece tener una imagen muy diferente. El interés principal del libro es que es una transcripción de las palabras de estas personas, por lo que se puede ver sus ideas, lo que buscan y realmente que les mueve detrás de colocarse ese apelativo de satanistas. Desde que Lavey creó la Iglesia de Satán en Estados Unidos se han producido muchos cambios, enfrentamientos y peleas entre los diferentes seguidores de Satán y eso con los años ha creado un movimiento totalmente libre donde cada uno sigue y cree en lo que le parece mejor. La presencia de sus ideas explicadas por aquellos que dicen creer en este tema resulta interesante por la coherencia de sus palabras. Satanistas ateos que no creen en nada, satanistas que consideran que el diablo es una imagen arquetípica o directamente son la presencia de energías primigenias que pueden ser controladas y manipuladas por medio de la magia. Pero de todos ellos si existe un punto de referencia claro para todos es un símbolo de rebeldía, alguien que no estuvo dispuesto a seguir las imposiciones de ese Dios judeo-cristiano capaz de matar a toda una generación de hombres, con un diluvio, porque no se adaptaron a sus exigencias. Una lectura muy instructiva con una advertencia final muy interesante: “Teresa te estoy poniendo en una encrucijada para que pienses …. Pero yo podría estar jugando un rol … Que a lo mejor no soy quien crees que soy, o sí…” Un planteamiento para que leas, para que estudies y para que aprendas, pero no te creas nada de lo que te digan, solo el verdadero satanista podrá hablar por su experiencia. Ya dijo Alestair Crowley que toda la magia es un engaño, todo lo que vivió Teresa es un engaño o no, sólo tú podrás saberlo buscando las pistas de los libros, los autores que se comentan o los posibles grupos de los que se habla. El libro es un camino de miguitas que cual vulgar Pulgarcito, tú, tienes que seguir para encontrar lo que debes de saber. Si quieres saber la verdad sigue ese camino o no… tú sabrás. Además, en el programa se comentó WIKIPEPA La semilla del diablo (Director: Roman Polanski estrenada en España en 1969) LOS LIBROS DE CALLEJO El hombre que perdió su sombra (Peter Schlemihl, 1814)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias para el correcto funcionamiento de la página web y de todos sus servicios, y de terceros para analizar el tráfico en nuestra página web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información