El Tarot de Mantegna: y la sabiduría arcana del Renacimiento

Frecuentemente se ha asociado el término «Renacimiento» al florecimiento de las artes y las ciencias en la Italia del siglo XV. Pero lo que pocas veces se ha contado es la influencia del pensamiento mágico en esa época y en los personajes que destacaron en ella.

Este libro pretende, de una manera clara y accesible para todos, una aproximación a ese pensamiento hermético formado por disciplinas como la alquimia, la cábala, la astrología o la adivinación procedentes de Egipto, del mundo clásico y de Arabia, además de los secretos que pervivieron en los monasterios y abadías medievales. Precisamente es en ese lugar y momento donde surge una singular baraja conocida como el «Tarot de Mantegna». Este mazo está compuesto de 50 cartas, todas ellas arcanos mayores, que constituyen una síntesis del conocimiento llegado hasta el Renacimiento desde la Edad Media y que bien podría haber sido un juego de carácter iniciático.

En este libro se pretende dar una visión general de ese pensamiento mágico renacentista para luego ahondar en el surgimiento de las barajas que dieron origen al tarot tal y como lo conocemos hoy en día. Por último, el libro analiza, carta por carta, este enigmático Tarot de Mantegna.

Pedro Ortega es ingeniero, historiador del Arte y doctor en Estética. Dedicado al mundo de la cultura desde hace más de 20 años, por afición y pasión, es escritor y divulgador de temas que relacionan la historia y el arte con el misterio. Uno de sus temas favoritos es el Renacimiento, observado sobre todo desde una perspectiva hermética, en el que ha encontrado curiosidades tan intrigantes y llenas de secretos como lo son las primeras barajas del tarot, que datan de ese período.

Es además colaborador habitual del programa Mistérica Radio Secreta que se emite semanalmente en Radio Círculo así como en los principales quiscos digitales. Este es su segundo título después de Crónicas del Madrid secreto, una publicación en la que abordaba algunos de los secretos que esconde la ciudad de Madrid y que también puedes encontrar en Amazon.

Gracias a Pedro Ortega, un lúcido observador del mundo que nos rodea, tan escrupuloso y metódico en todo lo que hace, me he percatado que en realidad se trata de un profundo juego educativo que representa una concepción del mundo típica del final de la Edad Media, es decir un microcosmos en miniatura expresado por cinco grupos: las condiciones humanas, Apolo y las Musas, las Artes Liberales, las Virtudes cristianas y los cuerpos celestes, que Pedro va analizando en sendos capítulos, haciéndonos saborear cada símbolo. Ya sé que hay gente que solo ve en el tarot un simple juego de cartas o una expresión artística, al igual que en el juego de la oca ve un inofensivo entretenimiento de fichas y dados, pero para los que realmente «saben ver», como ocurre con Pedro Ortega, el tarot es mucho más. Es una herramienta de conocimiento. Y el de Mantegna todo un tratado esotérico repleto de claves (configuradas en torno al número siete) que analiza e interpreta con sumo detalle como solo él sabe hacer: con arte, imaginación, intuición y documentación. Un tarot con un orden desplegado que si lo pilla Umberto Eco o Arturo Pérez Reverte nos escriben otro "Nombre de la Rosa" o un "Club Dumas" donde cada carta sería una pista a seguir y un misterio que descifrar. O sea, un arcano. He vuelto a ver mis respectivas barajas del tarot de otra manera. Nada más leer esta extraordinaria y clarificadora obra de Pedro Ortega, ¿saben lo que hice? Pues ir a comprarme un nuevo tarot, esta vez el de Mantegna (imperdonable no haberlo tenido antes) porque ahora, sabiendo lo que sé, la palabra tarot se le queda corta. Estoy seguro de que ese mismo impulso mágico y casi irrefrenable lo va a tener más de un lector. Así que advertidos están.

Jesús Callejo Cabo.